Aquabeam vs Rezum

Tanto Rezum como Aquabeam son procedimientos para tratar la hiperplasia prostática benigna (HPB), también conocida como agrandamiento de la próstata. Ambas técnicas, aunque tienen el mismo objetivo, presentan entre sí semejanzas y diferencias.

El método Rezum utiliza la energía del térmica del vapor de agua para tratar el tejido prostático agrandado. Durante el procedimiento, el médico introduce un dispositivo a través de la uretra hasta la próstata, donde administra vapor de agua a diferentes áreas de la glándula, induciendo la muerte celular de ciertas células prostáticas. Esto reduce el tamaño de la próstata, descomprimiendo la uretra, aliviando los síntomas urinarios asociados con la HPB.

Por su parte, la hidroablación prostática con Aquabeam (también conocida como aquablation) utiliza una tecnología robótica asistida por agua para eliminar el tejido prostático agrandado y aliviar los síntomas urinarios asociados con la hiperplasia prostática benigna.

Este último método implica el uso de un sistema robótico (Aquabeam) que dirige un chorro de agua a altísima presión para resecar y eliminar el exceso de tejido prostático.

Tanto Rezum como Aquabeam son considerados tratamientos poco invasivos y con múltiples ventajas. Sin embargo, en ciertas ocasiones el primero no es una opción adecuada para el paciente. Por ello, la elección del tratamiento debe basarse en la evaluación médica de las condiciones y necesidades de cada persona.

Ventajas comunes de Aquabeam y Rezum:

  • Ambos procedimientos son mínimamente invasivos y, dado que no requieren incisiones quirúrgicas mayores, el sangrado es significativamente bajo. Esto ayuda a que, tanto el tiempo de recuperación como el riesgo de complicaciones sean mucho menores a los de otras técnicas más tradicionales.
  • Tanto Aquabeam como Rezum son efectivos a largo plazo en el alivio de los síntomas de la hiperplasia prostática benigna. En ese sentido, los estudios clínicos han mostrado que los pacientes mejoran significativamente su flujo urinario.
  • Los pacientes suelen experimentar una recuperación rápida. Muchos pueden reanudar sus actividades normales en pocos días.
  • Ambos métodos tienden a tener bajo impacto en la función sexual. Los estudios han mostrado una menor incidencia de efectos secundarios sexuales en comparación con otros procedimientos más invasivos.

 

Rezum es un procedimiento ambulatorio y aún menos invasivo que la aquablation, pudiendo incluso realizarse en el consultorio del médico bajo anestesia local o sedación leve, por lo que el paciente, generalmente, puede regresar a casa el mismo día del tratamiento. Sin embargo, en algunos casos no es recomendable usar este método y, en su lugar, aplicar la técnica de hidroablación con Aquabeam en caso de perseguir la preservación de la función eyaculatoria.

Sistema Rezum

¿Para quiénes no es recomendable el Rezum?

En algunas situaciones, esta técnica podría no ser la mejor opción. Estas son:

  • Tamaño de la próstata demasiado grande: En algunos casos, cuando la próstata es excesivamente grande, otras opciones de tratamiento pueden ser más adecuadas, pues Rezum está diseñado para tratar próstatas de tamaño moderado.
  • Condiciones médicas concurrentes: Pacientes con ciertas condiciones médicas concurrentes, como infecciones urinarias activas o enfermedades del tracto urinario o portadores de sonda vesical, pueden no ser candidatos ideales para Rezum. También cuando los síntomas prostáticos son muy severos no es la mejor opción.
  • Contraindicaciones específicas: Puede haber contraindicaciones basadas en la salud general del paciente. Por ejemplo, si alguien tiene alergias conocidas a los materiales utilizados en el procedimiento o si tiene otras condiciones médicas que puedan aumentar el riesgo de complicaciones.

 

Cada paciente es un caso único. Por ello, la selección del tratamiento debe basarse en la evaluación individual del médico y en la discusión detallada con la persona atendida.

Hidroablación Prostática Sistema Aquabeam
Sistema Aquabeam

Ventajas de la Hidroablación prostática con Aquabeam

La hidroablación prostática con Aquabeam (aquablation) brinda numerosas ventajas con respecto al Rezum. Estas son:

  • Precisión robótica de Aquabeam: La tecnología robótica permite dirigir con precisión un chorro de agua a alta presión hacia el tejido agrandado. Gracias a esta precisión se elimina ese tejido prostático, mitigando a su vez el riesgo de lesiones en estructuras circundantes.
  • El método es efectivo en próstatas de diferentes tamaños: A diferencia del procedimiento con Rezum, que es más adecuado para próstatas aún no tan grandes, la hidroablación con Aquabeam sirve para tratar próstatas de diferentes tamaños, desde normales hasta muy agrandadas.
  • Sintomatología de cualquier índole: puede usarse para pacientes con cualquier tipo de clínica miccional, incluidos los casos más severos. Incluso se puede realizar en pacientes sondados.

Aun conociendo las ventajas significativas que brinda la hidroablación con Aquabeam, es importante tener en cuenta que cada paciente es único y, por ende, debe ser evaluado clínicamente para recomendarle el método más adecuado.

Si estás considerando tratarte la hiperplasia de próstata benigna, visita nuestra web, conócenos y pide una cita para una consulta inicial.