¿Cuál es el tamaño normal de la próstata?

Dado que el tejido prostático crece a medida que los hombres envejecen, es válido preguntarse cuál es el tamaño normal de la próstata.

El tamaño de la próstata varía de una persona a otra, y básicamente lo define el volumen prostático expresado en centímetros cúbicos (cc) o mililitros (ml).

Un tamaño normal en un hombre adulto joven o de mediana edad mide entre 20 y 30 cc. Sin embargo, no solo es importante el tamaño, sino también la forma y consistencia de la próstata. Al envejecer, es común que la glándula prostática experimente un crecimiento, conocido como hiperplasia prostática benigna (HPB).

El tamaño prostático no siempre es indicativo de problemas de salud. Algunos hombres pueden tener una próstata de tamaño más grande sin experimentar síntomas significativos de HPB, mientras que otros con tamaños más pequeños pueden tener síntomas más pronunciados. Otros factores, como la presencia de síntomas urinarios, de nódulos o irregularidades, y los niveles de antígeno prostático específico (PSA), también son considerados en la evaluación de la salud prostática.

Por ello, independientemente de que sea normal el tamaño de la próstata, si hay algún síntoma extraño, es importante pedir una consulta y proceder con una evaluación y orientación adecuada con base en exámenes físicos, pruebas de laboratorio y estudios de imagen.

¿Por qué se agranda la próstata?

El agrandamiento de la próstata hasta alcanzar un tamaño significativamente superior al normal es conocido como hiperplasia prostática benigna, y es un fenómeno común en hombres a medida que envejecen. Las razones exactas no están del todo claras, pero varios factores son asociados con este fenómeno. Algunos de ellos incluyen:

  • Cambios hormonales: Se cree que los cambios en los niveles de las hormonas, específicamente el aumento de dihidrotestosterona (DHT), una forma activa de testosterona, pueden contribuir al aumento del tamaño normal de la próstata.
  • Genética: Hay evidencia de que la predisposición genética puede desempeñar un papel en el aumento del tamaño normal de la próstata. Si hay antecedentes familiares de agrandamiento prostático, es posible que el riesgo sea aún mayor.
  • Inflamación: Aunque no está establecida una relación causa-efecto, sí se ha observado una correlación entre la inflamación crónica de la próstata y el agrandamiento del tamaño de la misma.
  • Estilo de vida: Algunos factores relacionados con el estilo de vida, como la falta de actividad física y la obesidad, pueden estar vinculados al aumento del riesgo a desarrollar una próstata agrandada.

Es importante destacar que el agrandamiento del tamaño normal de la próstata no está directamente relacionado con el cáncer de próstata, aunque ambos problemas pueden coexistir.

¿Qué hacer para que la próstata vuelva a su tamaño normal?

Hasta el momento no hay una forma conocida de revertir completamente el agrandamiento de la próstata a su tamaño normal. Sin embargo, varias opciones de tratamiento pueden ayudar a aliviar los síntomas asociados con la hiperplasia prostática benigna y, en algunos casos, reducir el tamaño de la próstata. Las opciones de tratamiento pueden variar según la gravedad de los síntomas y la salud general del individuo. Algunas de las opciones incluyen:

Modificaciones en el estilo de vida:

  • Ejercicio regular: La actividad física puede ayudar a mejorar los síntomas y la salud en general.
  • Dieta saludable: Consumir una dieta equilibrada y rica en frutas y verduras puede ser beneficioso.

Medicamentos:

  • Bloqueadores alfa: Ayudan a relajar los músculos en el cuello de la vejiga y la próstata, mejorando el flujo urinario.
  • Inhibidores de la 5-alfa reductasa: Pueden reducir el tamaño de la próstata al disminuir la concentracion de las hormonas que contribuyen al crecimiento de la misma.

Terapia con láser:

  • Terapia con láser verde: Se utiliza para eliminar el exceso de tejido prostático y mejorar los síntomas en próstatas pequeñas.
  • Terapia con láser de holmio: Es un método mínimamente invasivo, aun más avanzado que el láser verde. Su ventaja radica en producir menos sangrado y permitir tratar próstatas de cualquier tamaño.

Otros procedimientos quirúrgicos:

  • Resección transuretral de la próstata (RTUP): Un procedimiento en el que se extirpa el tejido prostático de tamaño agrandado a través de la uretra con un asa de corte eléctrico.
  • Incisiones transuretrales: Realización de pequeñas incisiones en la próstata para aliviar la obstrucción, sólo para tamaños muy pequeños
  • Prostatectomía: En casos más graves de agrandamiento puede ser necesario realizar una cirugía para extirpar la parte obstructiva de la próstata nediante una cirugía abierta, mucho más cruenta.

Estos últimos tres procedimientos tienen la desventaja de ser muy invasivos, más arriesgados, producir mucho sangrado y generar un proceso de recuperación más lento que otros métodos más modernos.

Cualquier persona que experimente síntomas relacionados con la próstata no debe autodiagnosticarse ni automedicarse. En esos casos es vital reservar una cita de consulta. El tratamiento adecuado dependerá de la evaluación médica y de la gravedad de los síntomas.