Qué es la Resección transuretral de próstata (RTUP)

La Resección Transuretral Prostática (RTUP) es la cirugía habitual para la hiperplasia benigna de próstata (HBP). Su objetivo es extirpar la parte de la próstata que causa los síntomas sin hacer ninguna incisión en la región inferior del abdomen.

La Resección Transuretral Prostática (RTUP) se realiza a través de la uretra, sin necesidad de incisiones externas. Para ello se utiliza un instrumento llamado resectoscopio, que se inserta a través de la uretra y llega a la próstata.

El resectoscopio tiene una pequeña cámara y una herramienta de corte eléctrica o láser en su extremo, que le permite al cirujano visualizar la próstata y eliminar el tejido excesivo que esté obstruyendo el flujo de orina. Esto alivia la presión sobre la uretra y mejora los síntomas urinarios.

Ventajas de la RTUP

  • Es un procedimiento seguro y muy practicado.
  • Produce una mejora óptima y duradera de los síntomas.
  • Implica una breve estancia hospitalaria.
Resección transuretral de próstata RTUP
Procedimiento de RTUP

¿Cómo se realiza una RTUP?

Para realizar una RTUP, el paciente recibe anestesia general o epidural. Cuando ya está anestesiado, el cirujano  utiliza un resectoscopio para entrar a través de la uretra.

Un resectoscopio es un tipo de endoscopio provisto de un asa que funciona a base de corriente eléctrica de alta frecuencia para cortar el tejido prostático.

También lleva una cámara que ofrece al cirujano una imagen de la próstata de gran calidad en un monitor de vídeo.

Durante la intervención, el cirujano extirpa el adenoma cortándolo previamente en pequeños fragmentos con el asa . Seguidamente, los saca de la vejiga y la uretra por medio de una irrigación que pasa por el resectoscopio.

Después de la operación se coloca una sonda en la vejiga para drenar la orina y realizar un lavado continuo de ésta y de la uretra con una solución estéril, a fin de prevenir la formación de coágulos de sangre. El paciente debe llevar esta sonda entre 1 y 3 días hasta que cicatrice la herida y pueda orinar por sí mismo.

Resección transuretral de próstata
Procedimiento de RTUP

¿Cómo es la recuperación de la RTUP?

Luego de una Resección Transuretral Prostática (RTUP), la recuperación puede variar según el paciente y la extensión del procedimiento. Una descripción general de lo que se puede esperar durante el período de recuperación, es la siguiente:

  • Hospitalización:

Posterior al procedimiento, generalmente, el paciente pasa una noche o más en el hospital para ser monitoreado y recibir tratamiento para el dolor.

  • Sonda urinaria:

Esta se coloca para ayudar en el drenaje de la vejiga y prevenir la retención urinaria, retirándose después de uno a tres días, dependiendo de la evolución del paciente.

  • Dolor y molestias:

Es común experimentar cierto grado de dolor, ardor o molestias durante los primeros días después de la RTUP. Generalmente, el médico receta medicamentos para aliviar el dolor.

  • Sangrado:

Puede haber un ligero sangrado en la orina después de la cirugía, lo cual es normal. Sin embargo, es importante informar al médico si el sangrado es excesivo.

  • Actividad física:

Se recomienda evitar actividades físicas intensas durante las primeras semanas posteriores a la cirugía. El médico indicará pautas específicas sobre cuándo se pueden reanudar las actividades normales. Este periodo suele ser de 2-3 semanas.

  • Líquidos y dieta:

Generalmente, el médico recomienda beber muchos líquidos para ayudar a enjuagar la vejiga y prevenir infecciones. La dieta suele volver a la normalidad gradualmente.

  • Seguimiento médico:

Se programan consultas de seguimiento con el médico para evaluar la recuperación y asegurarse de que no haya complicaciones.

 

Es crucial seguir todas las indicaciones y recomendaciones del médico para garantizar una recuperación adecuada. Si se experimenta algún síntoma inusual o se produce un empeoramiento, el paciente debe comunicarse inmediatamente con el equipo médico.

Aunque la RTUP es un procedimiento efectivo, existen algunos riesgos y complicaciones potenciales.

estilo de vida
Actividad física

Posibles efectos secundarios de la Resección Transuretral de la Próstata

Algunos de los efectos secundarios más comunes de la RTUP, son:

  • Sangrado durante o después de la cirugía. En algunos casos, 1 de cada 20 pacientes, puede requerir transfusiones sanguíneas.
  • Infección del tracto urinario o de la herida quirúrgica. El uso de antibióticos antes y después del procedimiento ayuda a reducir este riesgo.
  • Problemas con la eyaculación después de la RTUP, como eyaculación retrógrada, donde el semen se desplaza hacia la vejiga en lugar de salir por el pene. Ocurre casi siempre que esta intervención es eficaz.
  • Riesgo de retención urinaria, ya sea por inflamación, edema o espasmo de los músculos de la uretra.
  • Lesiones del esfínter uretral, lo que podría causar problemas de control urinario e incontinencia urinaria. Es poco habitual pero puede suceder hasta en un 2-3% dependiendo de la experiencia del cirujano que lleve a cabo el procedimiento.
  • Estenosis uretral, o estrechamiento de la uretra, que puede causarse como resultado de la cirugía, dificultando el paso de la orina. Su tasa de incidencia es del 2-3%.
  • Riesgo (bajo) de experimentar urgencia miccional, ya sea por irritación de la vejiga; inflamación de la próstata; cambios temporales en la función o el tono del músculo de la vejiga; o cambios en la sensibilidad de la uretra.
  • Problemas de erección. Posterior al procedimiento, puede haber dificultades temporales con la función eréctil. Es muy poco frecuente.

 

Recidiva de la enfermedad prostática y recrecimiento de la glándula. Depende mucho de la experiencia del cirujano, de la ejecución de la técnica y del volumen previo de próstata que presentara el paciente. En próstatas mayores de 60 cc, esta recaída puede llegar al 50% en los primeros 5 años.

¿Cuándo optar por una RTUP?

En la actualidad, la RTUP es la alternativa quirúrgica de elección para los casos que cursan con síntomas entre moderados y graves producidos por el HBP. Es idónea para pacientes con una próstata de entre 30 y 60 mililitros de volumen.

HBP o Hiperplasia Benigna de Próstata

Técnicas alternativas a la Resección Transuretral de la Próstata (RTUP)

Además de la Resección Transuretral Prostática, hoy día se cuenta con una diversidad de técnicas para tratar la Hiperplasia Prostática Benigna que, en muchos casos pueden resultar mejores alternativas, ya que son menos invasivas y riesgosas que la RTUP. Estas son:

  • Laser de holmium (HoLEP): Permite la enucleación del tejido prostático utilizando un láser de holmio.
  • Terapia con vapor de agua para la hiperplasia prostática benigna (Rezūm): Consiste en la entrega controlada de vapor de agua a los lóbulos prostáticos, provocando la ablación térmica del tejido.
  • Hidroablación prostática con sistema AQUABEAM: procedimiento preciso y mínimamente invasivo, en el cual, el tejido prostático es retirado mediante un jet de agua a alta presión.